U2 habla de amor en medio del tenso clima político en el iHeartRadio Music Festival


Bono presentándose en el iHeartRadio Music Festival (Foto: Kevin Mazur/WireImage)

“Recordemos que la paz no es solo la ausencia de violencia. La paz es amor organizado,” dijo Bono desde el escenario de Las Vegas. “Así que vayan a votar, sea a quien sea al que vayan a votar.”

Cuando U2 subió al escenario en el último concierto del iHeartRadio Music Festival en la noche del viernes, empezaron directamente con el single de Rattle And Hum de 1988, “Desire”, encajando perfectamente con el lugar del show en Las Vegas con su temática de luces brillantes y el gran dinero. Y por supuesto, el imaginario de la Ciudad del Pecado como las vedettes, las máquinas tragamonedas y las mesas de póker brillando por encima de los legendarios rockeros irlandeses como para ilustrar toda la escena.

Pero cuando la canción continuó, y el mensaje de la letra se volvió más claro, otra temática emergió: la elección presidencial norteamericana y el escabroso clima cultural, una temática, también, abordada por Drake que se presentó en el festival antes que U2.


Dólares falsos que se arrojaron en T-Mobile Arena durante “Desire” (Foto: Twitter @timneufeld)

“Ella es el dólar, ella es mi protección / Sí, ella es la promesa en el año de elección,” cantó Bono, cuando las imágenes en las pantallas de pronto cambiaron a una enorme bandera norteamericana. Entonces Donald Trump apareció en la pantalla sincronizado con la letra, “Como un predicador robando corazones en un show ambulante / Por amor o dinero, dinero, dinero, dinero, dinero, dinero…” mientras dólares falsos llovían por todo el T-Mobile Arena y Bono repitiendo la palabra “dinero” aparentemente unas 100 veces.

Luego se escuchó de la misma vos de Trump: “El Sueño Americano está muerto,” aseverando desde la pantalla gigante, con Bono contrarrestando, “¿Estás listos para apostar el Sueño Americano?” Entonces estuvo la apelación de Trump a un público predominantemente negro en Michigan el mes pasado: “¿Qué tienes para perder?” Ese segmento de sonido repetido junto al final de la canción antes que Bono gritara, “‘¿Qué tienes para perder?’ ¡Todo!” para un rugido de aplausos y el video de una explosión de fuego por todas las pantallas gigantes.


Una imagen de Donald Trump proyectada en la pantalla durante el concierto de U2 (Foto: John Shearer/Getty Images for iHeartMedia)

Después de un bombardeo audio-visual, una simple imagen permaneció en las pantallas cuando la primera canción del set; sí, aun estábamos solo en la primera canción del set de U2; llegó al final: el logo de “Rock the Vote” y el mensaje, “Demócrata o Republicano, usa tu derecho.”

No es sorpresivo ver a U2 posicionándose políticamente. La banda, que está celebrando 40 años juntos, siempre ha sido conocida por su activismo y letras cargadas políticamente, y justo esta semana, Bono estuvo con Charlie Rose para hablar acerca de Trump tratando de “secuestrar la idea de América”. Pero fue muy espectacular ver a un U2 con un catálogo de décadas hablando directamente de los problemas que enfrenta Estados Unidos en el set de ocho canciones.

En el medio de “Pride (In The Name Of Love)”, compuesta sobre la vida y el asesinato del pionero de los derechos civiles, Martin Luther King Jr, Bono le pidió al público que cantara fuerte los “oh-oh-oh” de la canción para la gente de Charlotte, Carolina del Norte, donde Keith Lamont Scott recibió un disparo fatal de la policía el mes pasado. “Canten por Tulsa también,” imploró, referenciando a la muerte de Terence Crutcher, otro hombre de color desarmado asesinado por la policía este mes. “Más que nunca, necesitamos el espíritu del Dr King. Más que nunca, necesitamos el espíritu de la no-violencia. No solo a través de esta tierra, sino que a través del mundo,” dijo Bono mientras el “oh-oh-oh” resonaba en toda la arena. “Recordemos que la paz no es solo la ausencia de violencia. La paz es amor organizado. Así que vayan a votar, sea a quien sea al que vayan a votar.”

Bono mantuvo el mensaje al entrar a la siguiente canción, haciendo eco a las ideas de su entrevista con Rose acerca de América siendo “no solo un país, sino una idea” sobre los sonidos iniciales de “One”. “La mejor idea que el mundo haya tenido alguna vez, ¡América! Así que si no puedes por el voto de conciencia por Donald Trump y eres republicano, bueno, vota en tus elecciones locales. Vota por alguien que mantenga sagrada la idea de que un hombre o una mujer no se definen por su etnia o religión.” El cantante entonces agradeció al público por permitirle sacar ventaja de sus derechos de la Primera Enmienda: “Gracias por escuchar a unos irlandeses que puede ser que estiren tu tolerancia a la libertad de expresión.”

U2 no fue el único artista en usar la plataforma de iHeartRadio, tanto dentro del enorme T-Mobile Arena como a través de las muchas transmisiones en vivo del show, para ponerse serio. Drake subió al escenario junto antes que la banda y se tomó un momento para abordar el tenso clima cultural, mientras, también, tomando una página del libro de jugadas de Bono, imploraba que todo lo que necesitamos es amor.

“Son momentos locos por los que estamos pasando,” dijo Drizzy. “Y me da tranquilidad ver a 15, 16 mil personas de todas las razas y lugares simplemente estando juntos para disfrutar de la música y mostrarse amor unos a otros. Solo quiero animarlos a que apliquen este concepto en sus vidas cuando salgan por esas puertas, porque así es como vamos a proteger el mundo, así es como nos vamos a proteger los unos a los otros, y mantener esta cosa girando. Tienen que mostrar amor.”

Fuente: Billboard.com

U2 - iHeartRadio Festival 2016 - Las Vegas, USA

Fecha: 23/09/2016
Recinto: T-Mobile Arena
Ciudad: Las Vegas
País: Estados Unidos

Listado de temas:

  1. Desire
  2. Vertigo + She Loves You (fragmento)
  3. Elevation
  4. Beautiful Day + Yellow (fragmento)
  5. Pride (In The Name Of Love)
  6. One
  7. Every Breaking Wave
  8. I Still Haven’t Found What I’m Looking For

U2 tocó por primera vez hace 40 años, y yo estuve ahí


U2 en los Brit Awards de 2009

Cuarenta años atrás, el sábado 24 de septiembre de 1976, una de las más amadas y odiadas, populares e influyentes grupos de rock de la era moderna se juntaban por primera vez.

Fue en una cocina llena de gente, de una casa adosada en Artane, que un puñado de jóvenes adolescentes del colegio Mount Temple Comprehensive de Dublín, se juntaron para discutir la formación de una banda. Apenas había espacio para encajar la batería, con cinco guitarristas acurrucados entre el refrigerador y la panera. Una sesión de zapada caótica involucró flojas interpretaciones de éxitos de los Rolling Stones como “Brown Sugar” y “Satisfaction”, sin consenso en cuanto a las secuencias de acordes correctos.

Un aspirante a guitarrista líder fue forzado al rol de cantante porque se le había olvidado traer una guitarra. Otro joven guitarrista estableció su posición como instrumentista líder porque tenía dominado el solo de “Blister On The Moon” de Rory Gallagher. El bajista no podía tocar pero tenía el mejor cabello y, crucialmente, era propietario de un bajo y un amplificador. El baterista estaba definitivamente dentro porque era la cocina de su familia. Por consiguiente, U2 estaba naciendo.

Este fin de semana, fans de todo el mundo estarán festejando el 40mo aniversario del súper grupo irlandés. La razón de que la fecha de este momento sea conocida es porque mi hermano, Ivan, estaba presente y lo anotó en su diario de bolsillo. “Miré TV. Me uní a un grupo pop con amigos. Tuvimos un ensayo. Genial.” Lamentablemente, no registró exactamente para la posteridad lo que miró en la televisión.

La mayoría de las bandas tienen tales inicios desfavorables. Lo verdaderamente destacable del nacimiento de U2 es que la banda que vende multimillonarios estadios hoy en día es exactamente el mismo núcleo que se encontró en la cocina hace cuatro décadas atrás: el vocalista Paul Hewson (alias Bono), el guitarrista Dave Evans (alias The Edge), el bajista Adam Clayton y el baterista Larry Mullen Jr (que instigó el proceso con una nota en la cartelera del colegio buscando músicos para una banda). Hubo un par de rápidas pérdidas. Mi hermano, el más joven con 13 años, solo duró algunos ensayos. Otro guitarrista, Dick Evans (hermano de Edge y, de 18 años, algo mayor que el resto), sostenido como miembro part-time pero fue gradualmente relegado a medida que la banda establecía su identidad. La formación que hizo su debut en un concurso de talentos en el gimnasio del colegio en 1976 fue el mismo que sigues viendo hoy en día en los mayores escenarios del mundo.


U2 actuando en Fordham University, New York

Nunca olvidaré ese concierto, porque fue la primera vez que vi en vivo a una banda de rock eléctrico. Ellos tocaron sobre cuatro tablones unidos por cintas adhesivas, arrancaron el corto set con una versión de “Show Me The Way” de Peter Frampton. La batería y el bajo martillaban con tanta fuerza que parecía que las tablas se separarían. Los acordes de la guitarra resonaban, haciendo eco en el piso de madera. Cuando Bono llegó al coro, agarró el pie del micrófono y lo sostuvo en el aire, zapateando fuerte mientras gritaba “I want you… show me the way!” Las chicas al frente del escenario empezaron a gritar. Siendo realistas, no creo que hubiera algo que pudiera hacer a un observador experimentado pensar que estaba siendo testigo de un momento de la historia del rock. El resto del set se compuso de un medley de los Beach Boys y “Bye Bye Baby” de The Bay Rollers, que fue tocada dos veces, por la demanda popular. Pero ese concierto cambió la vida de muchas personas, incluida la mía.

Fui amigo de U2 en el colegio, y sigo siendo amigo hoy. Es difícil para mi ser objetivo en este particular tema, por lo que no pido disculpas. Quizá nunca puedas amar la música tan ferozmente como el material que ingresa en el torrente sanguíneo como un adolescente, cuando estas tratando de encontrar quién eres y quién deberías ser. Incluso después de todos estos años, mis recuerdos y sentimientos más intensos por U2 están inevitablemente ligados con esa primigenia experiencia: el devenir. Fui privilegiado de verlos convertirse en una banda al rojo vivo en discos, bares, clubs y salones de iglesias alrededor de Dublín. He estado continuamente contento por los agigantados pasos que han hecho en su camino hasta ser agasajados como una de las bandas más grandes de todos los tiempos, censurada por algunos por su gran ambición y música de grandes gestos.

Una de las preguntas para un aniversario como este es si su futuro estaba inherente en esa primera reunión, o si alguien podía haberlo previsto. La respuesta debería ser no… incluso quizá. Hubiera sido absurdo seriamente contemplar la conquista del mundo desde Dublín en los setenta, aunque adolescentes, era absurdo. Éramos todos un puñado de soñadores, obsesionados por el rock and roll. Puedo recordar las conversaciones colegiales con Bono acerca de hacer un disco para vencer a Sergeant Pepper, así nunca había escasez de ambición. Ellos se volvieron muy rápidamente una banda extraordinariamente poderosa y original, cambiando de marchas de descuidados covers a la elegancia de la new wave, cambiando su nombre de Feedback a The Hype, antes de florecer en la épica ciencia y ficción de U2, desvelado en un concierto en el salón de la iglesia de mi pueblo en marzo de 1978.

El dinamismo de Bono como líder fue inmediatamente evidente, y, honestamente, fue una estrella en el corredor del colegio antes de que se subiera alguna vez al escenario, tan sociable, curioso, carismático y apasionado como lo es ahora. El genio de The Edge como músico le tomó un poco más de tiempo para brillar pero para el 78 ya estaba encendido, usando una primitiva unidad de eco Memory Man para conjurar enormes paredes de sonido. Esos dos pudieron haber sido una sociedad productiva sean quienes sean lo que estaban en la banda con ellos, los dos arbitrariamente se acoplan como resultado de tener exactamente las habilidades correctas y las personalidades para balancear la dinámica. Larry Mullen Jr es un baterista idiosincrático y poderoso, y uno de los más estoicos, leales y motivadores en silencio que pudieras conocer, adhiriendo a un código interno muy firme. A Bono le gusta llamarlo “los frenos en U2”, bajo la condición de que “cuando el cohete está virando violentamente, por supuesto, estás muy agradecido de tener frenos.”

El bajista Adam Clayton representa un elemento más rebelde, tanto tocando como en estilo personal. Es uno de los caballeros de la naturaleza, con una forma fácil de llevar y un instinto por la resolución de conflictos que ayuda a hacer la funcionalidad de un pequeño grupo de individuos posible. Pero, también, fue el chico más rock and roll que algunas vez hubiéramos conocido, apareciendo en su primer día en el colegio usando un abrigo afgano y un casco de obrero amarillo. Para Adam, siempre fue ser un estrella de rock o nada, y su única ambición fue una parte enorme para presionar hacia delante a la banda desde sus comienzos.


U2 en su 360º Tour, 2009

La inquebrantable alineación de U2 es posiblemente única en la historia de la música popular. No puedo pensar en otra banda exitosa que haya logrado tanto e ido tan lejos con exactamente la misma unidad de personas. Para poner en perspectiva, los cuatro Beatles duraron menos de una década juntos y hay suficientes exmiembros de los Rolling Stones como para formar otro grupo. Bono, Edge, Adam y Larry han estado unidos por una lealtad y amistad que los ha sostenido mientras que todos sus contemporáneos, sin excepción, han caído, traído nuevos miembros, separados, a veces reunidos con diferentes alineaciones. Y esto va al corazón de lo que es U2, y del porqué mantienen una fuerza a tener en cuenta.

Un gran grupo es un pequeño milagro, donde las fuerzas de la competencia y las personalidades se alinean en una especie de balance cósmico, a menudo solo por cortos periodos de tiempo. Desde algunas perspectivas, una banda se trata de una manera al menos eficiente o lógica de hacer música. Un compositor de música clásica escribe las notas para los músicos que lo siguen pero una banda, esencialmente, tropieza con su identidad al tener que juntarse en una habitación y tocar. Su sonido y estilo es la suma de las personalidades y la forma en la que expresan su carácter a través de sus instrumentos (y a través de sus vestuarios, e ideas políticas y sociales). No tienen que ser los mejores músicos. Solo tienen que ser los músicos correctos.

La mayoría de las bandas, en un momento u otro, alteran su composición química reemplazando a un miembro original con otro músico (a menudo removiendo el eslabón musical más débil por otro supuestamente más fuerte) y frecuentemente pierden todo en el proceso. Las bandas se separan por todo tipo de razones pero usualmente pasan el resto de sus vidas musicales anhelando la química indefinible de esa unidad especial. Como este aniversario número 40 demuestra, la unión de U2 es su mayor fortaleza. Es una manifestación de cuatro décadas de duración de unidad y lealtad inherente en su gran himno, “One”, que proclama la fortaleza de ser “uno pero no lo mismo”, como la alegría y el privilegio de “llevar el uno al otro”. No me sorprende que los propios U2 no parezcan estar planeando algo para marcar este aniversario. Para ellos, sigue siendo una historia que continua, con rumores de un disco nuevo y gira para el próximo año. Quizá están ahorrando fuego para el medio siglo.

U2 La Historia - Parte 4: El glam del rock and roll lleva a la banda a la cima de los charts

Para 1990, U2 necesitaba reinventarse completamente y esto es lo que estaban dispuestos a hacer cuando empezarón a grabar un disco nuevo en Berlín con Brian Eno y Daniel Lanois.

Era una tarea difícil pero lo lograron, con una buena dosis de Stone Roses, la grabación resultante, Achtung Baby, fue una reinvención del característico sonido de la banda.

Sin distanciarse de su principal audiencia, la grabación resultó ser más aventurera, y debutó en el número 1 a través del globo, produciendo un Top Ten de éxitos con “Mysterious Ways” y “One”.

Sus shows en vivo también pasaron por una enorme reinvención con el ZooTV, una mezcla loca de multimedia conteniendo un telón de fondo de enormes pantallas y autos suspendidos.

Más extraño aun era Bono rondando el escenario como McPhisto.

En 1992, U2 comenzó a trabajar en un EP que se convirtió en un larga duración en 1993, Zooropa, que trabajaba un tecno y una influencia dance aun más fuerte que en Achtung Baby. Las críticas fueron positivas.



U2 se reinventó con un nuevo disco


Completando el “Zooropa Tour” a finales de 1993, la banda se dio otro extenso descanso.

No fue hasta 1995, que U2 emergió nuevamente con “Hold Me, Thrill Me, Kiss Me, Kill Me”, un tema de glam rock para la película Batman Forever.

Demasiado experimental, incluso, para U2, a finales de 1995, lanzaron Passengers: Original Soundtracks, Vol. 1.

Algunos fans no pudieron recibirlo con los brazos abiertos, incluso el baterista Larry Mullen tuvo sus reservas.

U2 prometió que su siguiente disco, para el otoño de 1996, sería un regreso al rock and roll.

Pero fue un año después que Pop terminó en las estanterías con el primer single Discoteque, llegando a los fans por primera vez a través de una filtración desde el estudio.

En el lanzamiento de Pop se vendió bien, pero se fue debilitando convirtiéndose en el peor disco de U2 en 10 años.

Fue el grandes éxitos Best Of 1980-1990 lo que los devolvió a la cima de los charts.

El DJ y seguidor de toda la vida, Dave Fanning, vio por primera vez el potencial del lado B de 1987, “The Sweetest Thing”, que fue remezclado para la colección de singles, volviéndose un éxito internacional.



Viviendo el sueño americano en New York


Pero dispuesto a mostrar que podían sacar buen material después del decepcionante desempeño de Pop, U2 se tomó tres años para salir con All That You Can’t Leave Behind.

Aclamado como un regreso a las formas, fue su mayor record de ventas en años, alcanzando el número 3 en los charts de discos de los Estados Unidos, y premios Grammy para los singles “Beautiful Day” y “Walk On”.

Pero eran las giras y no los discos lo que ahora traían el efectivo, y la “Elevation Tour” se volvió la más lucrativa de su historia.

U2 renovó su familiaridad con el productor del principio, Steve Lillywhite, para el siguiente disco, How To Dismantle An Atomic Bomb, editado en 2004, rápidamente fue platino, y ganó un listado de premios Grammy, incluyendo disco del año, disco de rock del año, canción del año (por “Sometimes You Can’t Make It On Your Own”, que Bono escribió para su padre que falleció en agosto de 2001).



Su disco Pop fue el de peor en venta en más de 10 años


Inducidos al Salón de la Fama del Rock and Roll en 2005, la máquina de U2 salió nuevamente a la ruta ese mismo año en el “Vertigo Tour”, la gira de mayor recaudación de 2005, y cuando finalizó a finales de 2006, había engrosado unos 389 millones de dólares, convirtiéndose en la segunda gira más exitosa de la historia.

El 12do disco de U2, No Line On The Horizon, de 2009, careció de un single que impactara pero obtuvo críticas muy favorables, y los estableció en una gira aun más lucrativa.

Pero el segundo tramo, programado para 2010, tuvo que ser postergada después que Bono sufriera una hernia discal.

Al año siguiente, el “360º Tour” de U2, basado en un escenario rodeado de público, se convirtió en la gira de mayor recaudación de la historia de la música.

Sin embargo, esa sensación de que todo lo que toca el grupo se convierte en oro no se extendía a todo.

Bono y The Edge pasaron años trabajando en el musical de Broadway Spider-Man, que finalmente terminó saliendo bien después de estrenar con pobres críticas en junio de 2011.

Contratando productores de la movida dance como will.i.am y David Guetta, el grupo empezó a trabajar en su 13er disco pero cambió el equipo a Ryan Tedder y Flood antes de establecerse con Danger Mouse.

Pero lo que tenían a todos hablando no era la música de Songs Of Innocence, sino el hecho de que Apple lo cargó en todas las cuentas de iTunes gratuitamente.

Luego le siguió un lanzamiento físico en septiembre de 2014 y debutó en el número 9 del Billboard 200.

Se espera que U2 lance el sucesor Songs Of Experience en 2017, con The Edge revelando en entrevistas que la banda tenían más de 50 canciones de las cuales elegir.

Fuente: TheSun.ie

U2 La Historia - Parte 3: Conquistando América y el éxito mundial

El más extraordinario momento en su carrera hasta la fecha llegó cuando se robaron el show en el Live Aid de 1985 frente a una audiencia de 1000 millones de espectadores.

Otro dublinés y compañero, Bob Geldof, había organizado el espectáculo para recaudar fondos para la hambruna de Etiopía.

Después del Live Aid, Bono pasó un mes en Etiopía y lo describió como una “experiencia profundamente movilizadora de estar en el ojo de la tormenta de una hambruna.”

En el año siguiente y más cerca de casa, U2 actuó en el concierto del Self Aid en el RDS el 17 de mayo de 1986, con el que se esperaba crear trabajo y recaudar fondos para Irlanda donde un cuarto de millón de personas habían sido desempleadas.

A pesar de recaudar unas £500000 (635 mil euros de hoy), el beneficio se consideró un fracaso ya que muchos sintieron que los únicos que podrían hacer frente al problema era el Gobierno, por entonces, en manos de Garret Fitzgerald del partido Fine Gael.

U2 después cuestionó sus acciones con Edge diciendo: “Fue un gesto que fue todo acerca de las esperanzas y aspiraciones y muy poco sobre las verdaderas respuestas, ¿realmente alguien se benefició en el sentido laboral?”



Adam Clayton y Bono actuando en el Live Aid de 1985


U2 también actuó en la gira “Conspiracy Of Hope”, promoviendo al grupo de derechos humanos Amnistía Internacional.

Las siete fechas de la gira recaudaron unos 3.24 millones de euros para Amnistía Internacional y los shows en vivo le permitieron a U2 trabajar en canciones de su próximo disco.

Sin embargo, las sesiones de grabación tomaron más tiempo de lo previsto.

Brian Eno, que coprodujo el disco con el canadiense Daniel Lanois, reveló: “Todos estaban buscando abrir nuevos caminos. Es por eso que tomó ese tiempo.”

Bono admitió que lo largo de las sesiones de grabación puso tensión en su matrimonio.



El Primer Ministro Charlie Haughey con U2


Bromeó a la revista norteamericana Rolling Stone diciendo cómo el matrimonio y girar realmente no se llevaban bien.

Dijo: “Vivo con una persona muy fuerte y ella me lanza de vez en cuando.”

“Apenas vi a mi esposa por un año. 1986 fue un año increíblemente malo para mí.”

“Es casi imposible estar casado y estar en una banda en gira.”

Mientras U2 se había transformado en una de las bandas emergentes de los 80, realmente no se volvieron gigantes hasta el lanzamiento de 1987, The Joshua Tree, con el que llegó la fascinación de U2 con Norteamérica.



Bono y su esposa Ali en el backstage del Festival US en San Bernardino


Bono dijo: “Para mí América es Miles Davis, Bob Dylan, Janis Joplin, Jimi Hendrix, y los grandiosos bluseros, y los cantantes de góspel, y los enormes espacios, los grandiosos poetas y escritores.”

Pero la canción de The Joshua Tree, “Bullet The Blue Sky”, fue más allá, atreviéndose a desafiar la política exterior de los Estados Unidos.

Bono luego explicó: “Solo nos alejamos con nuestra crítica de América porque la gente sabe que nos gusta estar en América.”



U2 en el estreno de Rattle And Hum en 1989


Y los Estados Unidos los amó con The Joshua Tree volviéndose su primer LP número 1 en Norteamérica, y la revista Time poniendo a la banda irlandesa en su tapa anunciándolos como la Taquilla más Caliente del Rock.

Pero, alcanzando su primer pico creativo y comercial, U2 se fue por la borda con el disco sucesor, Rattle And Hum, un disco doble y un documental que los capturaba en la gira.

A pesar de singles exitosos como “Desire” y “Angel Of Harlem”, los críticos lo odiaron, tildándolos de rock de estadio exagerado.



Bono posa en Sunset Boulevard durante la sesión de publicidad de *Rattle And Hum*


Aunque, Edge después afirmo que el disco solo fue un fiasco para los críticos.

Dijo: “Creo que mucha gente que compró el disco Rattle And Hum le gustó, a diferencia de los que obtuvieron copias gratuitas para criticar.”

“Aun creo que es bueno, a pesar que hay esa falsa percepción de que habíamos dejado completamente el planeta Tierra y que nos comparábamos nosotros mismos con Elvis Presley, Dylan y los Beatles, que fue algo completamente opuesto a nuestra intención.”

“Realmente fue un montón de bobadas.”



La revista Time con la banda irlandesa


Con numerosos libros no oficiales de U2 llegando a las tiendas, el manager Paul McGuinness decidió entonces que era tiempo para comisionar una biografía oficial de U2, y seleccionó al escritor deportivo Eamon Dunphy para hacerlo.

Pero ni Dunphy ni la banda disfrutaron la experiencia, el biógrafo registró a la banda en un momento en el que estaban en una transición e infelices de recordar su pasado.



Bono y su esposa Ali arribando al aeropuerto de Cork antes de un concierto de U2


Luego del lanzamiento de Rattle And Hum, la banda se tomó un prolongado descanso.

Mientras que los 80 terminaban, U2 era, simultáneamente, la banda más odiada y más amada en el planeta.

Peor aun, su clásica predicación del rock estaba fuera de sintonía con el acid house y el grunge.

La pomposidad percibida de U2 logró establecer un brillante dúo comediante de Dublín llamado The Joshua Trio.

Liderado por Paul Woodful, que afirmaba que había sido visitado por Bono en un sueño, el dúo se especializaba en versiones jazz, country y western de éxitos de la banda.

En lugar de ofenderse, U2 firmó a The Joshua Trio en su sello discográfico, y Edge los contrató para que tocaran en la fiesta de su cumpleaños número 30 junto con Van Morrison y David Bowie.

Fuente: TheSun.ie

U2 La Historia - Parte 2: De post-punks a las plegarias y los principios políticos

1980-1984: HACIÉNDOLO

Los primeros frutos de su single “11 O’Clock Tick Tock”, donde el grupo irlandés criticaba la escena disco de Londres cuando la gente se disfrazaba para ganar la aceptación de otros, le anotó otro éxito irlandés a U2.

Después del primer ensayo en agosto de 1980, la banda empezó a grabar su disco debut en Windmill Studios de Dublín con Steve Lillywhite, que previamente había trabajado con Siouxsie and The Banshees.

A principios de ese año había producido el segundo disco de U2 para Island, “A Day Without Me”, inspirado por el suicidio de Ian Curtis de Joy Division.

El disco fue una apertura sorprendente de una banda cuya edad promedio era entonces de 20 años.

Gran parte de la música se podía describir como post-punk, escuchando canciones sobresalientes como “I Will Follow” y “Twilight”, pero había otras sutiles como “The Ocean” y “An Cat Dubh”.

Luego del lanzamiento, Boy obtuvo muy buenas críticas de la prensa especializada, a ambos lados del Atlántico.

Melody Maker indicó que Boy era uno de los mejores debuts de todos los tiempos, a la altura de la talla de los Rolling Stones, The Velvet Underground, y Roxy Music.



El primer disco de U2, Boy de 1980, obtuvo grandiosas críticas


Sin embargo, no fue un éxito comercial porque U2 aun eran relativamente desconocidos fuera de su país natal.

Lo que los ayudó a sobrepasar ese obstáculo fue el éxito del siguiente single, “Fire”, que los llevó a Top Of The Pops en junio de 1981, y a los hogares de todo el Reino Unido.

Tratando de capitalizar el éxito, U2 comenzó una gira por Europa como así también por la Costa Este de Estados Unidos.

La gira por Estados Unidos les proporcionó aun más éxito ya que la audiencia nacional mostró gran interés en el rock progresivo.

Pero U2 sabía que todavía tenía un largo camino por delante, con muchas otras bandas también compitiendo por el mercado norteamericano, incluyendo a Echo And The Bunnymen, The Teardrop Explodes y Depeche Mode.

Por el mismo momento, John Lennon fue asesinado mientras firmaba autógrafos a un fan.

Para U2, esto resultó siendo una gran pérdida ya que eran seguidores del famoso cantante y compartían la misma filosofía en la composición de música, creer en la originalidad, honestidad y, así y todo, ser culturalmente aceptado entre sus pares.



The Edge en el festival Rock Of The Tyne en 1982


La influencia de Lennon en la banda fue expresada completamente por Bono: “John Lennon cambió mi manera de ver las cosas.”

Habiendo llegado al clímax de su gira debut por Norteamérica con dos shows agotados en New York, las expectativas de la industria eran altas para que U2 se pusieran a grabar el segundo disco October.

Sin embargo, el desastre apareció cuando Bono se dio cuenta que había perdido la mayoría de las letras que había planeado para el disco en la gira por Estados Unidos.

U2 tenía una fecha límite de tres semanas para cumplir con el nuevo disco, lo que no les permitió tener mucho tiempo para escribir las canciones.

Por cada sesión de grabación, U2 y el productor estuvieron bajo una inmensa presión para entregar resultados.

Bono dijo: “Recuerdo escribir canciones sobre el micrófono en el estudio, y a £50 la hora, eso era demasiada presión.”

Más allá de los problemas con el disco, Bono, Larry y Edge, tenían que hacer malabares con su vida en el rock con su fuerte cristianismo.

En un intento de comprender mejor su fe, se enrolaron en un grupo cristiano llamado Shalom pero las enseñanzas del grupo llevaron a cuestionar su compromiso con la música.

Este viaje musical inspiró la música en su segundo disco October, que fue lanzado en octubre de 1981.

Fue apodado el disco cristiano de U2.



Su disco de 1981 vendió un cuarto de millón de copias


Suficientemente interesante, este es el único disco de U2 que no tiene las letras en su sobre contenedor.

October alcanzó el número 11 en los charts del Reino Unido, vendiendo más de 250 mil copias, esto hizo que U2 ganara su primer disco de plata. A pesar de que el grupo organizó una gran gira promocional, falló al no alcanzar el Top 100 en los Estados Unidos, quedándose en el puesto Nº 104.

Muchos críticos cuestionaron la estructura general de las canciones y el estilo musical en el disco, aportado por la falta de preparación y puesta a punto de la grabación.

Afortunadamente para U2, esto no causó dañó en los asistentes de las actuaciones en vivo con muchas fechas en el Reino Unido del “October Tour” agotados.

U2 triunfó a principios de 1982 con la exitosa gira en Londres y Dublín, donde actuaron frente a un público de 5000 asistentes en el Dublin RDS en enero, antes de viajar a Norteamérica.

Una vez más, U2 tuvo que reafirmar su posición como uno de los mejores espectáculos en vivo de ese momento.



Adam Clayton y el resto de los U2 fueron los artistas soportes en el Festival Rock On The Tyne


En marzo de 1982, U2 lanzó el nuevo single “A Celebration” que solo alcanzó el Top 50, quizá por no estar atado a un correspondiente disco.

Por ese momento Bono avanzó de la pérdida de su infancia y creencias religiosas a politizar sus composiciones.

En 1982, U2 abandonó el Desfile del Día de San Patricio en New York cuando Bobby Sands, el líder de IRA, fue hecho el mariscal honorario después de morir de hambre en prisión luego de una huelga de hambre iniciada por él.

De repente, U2 sintió que no encajaba en un evento que puso al terrorismo junto con las creencias cristianas. Para compensar la retirada, U2 decidió mantener su presentación en el New York Ritz.

A pesar de esto, se dijo que U2 había perdido una excelente oportunidad de ganar publicidad en Norteamérica.

También, en ese año, U2 después de las negociaciones iniciales con otras manos en el estudio, incluyendo Jimmy Destri de Blondie, decidieron volver a convocar al productor de Boy y October, Steve Lillywhite, para que produzca el próximo disco War.

War marcó la mayoría de edad de U2 siendo más directo en la entrega de mensajes sobre la guerra y los conflictos, especialmente en la canción “Sunday Bloody Sunday”, que utilizó un sonido extremo y letras claras muy directas para transmitir su mensaje sobre la violencia en Irlanda del Norte, a tal punto que fue etiquetada como una “canción rebelde.”



Bono en 1982 durante el concierto en Rock On The Tyne


U2 pasó mucho tiempo de su “War Tour” tratando de aclarar esta falsa impresión.

E irónicamente para Bono, esta canción fue compuesta como una reacción contra el homenaje a Bobby Sands en el desfile del Día de San Patricio.

La líneas iniciales de la canción tenían a Bono cantando, “No me hables acerca de los derechos del IRA.”

Bono explicó: “Cuando Bobby Sands estaba muriendo en la huelga de hambre, el público norteamericano estaba virtualmente arrojando dinero al escenario, quise escribir algo que no fuera una canción rebelde, sino que dijera ‘estoy podrido de esto’.”

Pero fue “New Year’s Day” el que se volvió el mayor éxito de U2 hasta ese momento, alcanzando el Top 10 en el Reino Unido, ya que entregó un mensaje del poder del amor y de solidaridad al líder Lech Walesa detenido en Polonia.

También, fue el año en el que Bono contrajo matrimonio con el amor de su juventud, Alison Stewart, el 21 de agosto de 1982, en The Church Of Ireland en Raheny.

Casados por 20 años, la pareja tienen cuatro hijos, dos hijas Memphis Eve y Jordan, y dos hijos, Elijah Bob Patricious Guggi Q y John Abraham que nació en 2001.

Tal fue el éxito de la gira de apoyo a War que en el advenimiento de MTV y los videos musicales, el manager de U2, Paul McGuinness, sintió que era el momento correcto para grabar una actuación en vivo de U2.

La locación para el concierto en vivo iba a ser Red Rocks, que estaba ubicado en las afueras de Denver, Colorado, y podía incluir un máximo de 9 mil personas.

Gavin Taylor (productor del show musical “The Tube” en Channel 4) fue puesto a cargo de la producción del video y Steve Lillywhite en la grabación de la actuación que terminaría en el registro.

Desafortunadamente, había estado lloviendo por días en el área y cuando la lluvia aun no paraba, U2 tuvo que hacer otros arreglos, diciendo que si nadie se presentaba, actuarían en un recinto cerrado cercano gratuitamente.

A pesar de esto, cerca de 8 mil personas asistieron, esperando a que la banda saliera. Fue entonces que U2 decidió actuar bajo la lluvia en Red Rocks.

Pero para U2, la actuación en Red Rocks fue vista como un éxito.

The Edge dijo: “El costado visual le debe mucho a que el tiempo era muy malo.”

“Si el sol hubiera brillado estoy seguro que el video hubiera estado bien, pero ciertamente no hubiera sido adecuado para la banda en la forma en que lo hizo. Son esos accidentes que a veces… es aprovechar el momento.”



La banda en el set de la grabación de “Celebration” en la prisión de Kilmainham en Dublín


Como un documento de dónde estaba en ese momento, Under A Blood Red Sky es impecable.

Cuando fue lanzado en noviembre de 1983, llegó al número 2 en Gran Bretaña y pasó 203 semanas en los charts de discos, aunque solo alcanzó el puesto 28 en los Estados Unidos.

Brian Eno, extecladista de Roxy Music fue convocado como productor para el siguiente disco de U2, The Unforgettable Fire.

Aunque War había sido un éxito comercial, U2 sabía que después de ese estilo de música su próximo disco podría llevarlos a un eventual fracaso.

El trabajo comenzó en Slane Castle en mayo de 1984, antes de trasladarse a los estudios Windmill Lane en junio.

El nombre del disco estuvo inspirado por una colección de trabajos hechos por las víctimas del bombardeo de Hiroshima en el Museo de la Paz de Chicago.



El primer gran concierto al aire libre de U2 en 1980


El nombre del título dice que simboliza la fuerza del espíritu humano, una cualidad que estaba claramente manifiesta en la víctimas que crearon los dibujos mostrados en la exhibición.

Con la atmósfera construida por The RTE Light Orchestra, muchos críticos consideran a The Unforgettable Fire como la pieza más hermosa de música compuesta por U2.

A pesar de tener poco tiempo para grabar, el disco fue lanzado de acuerdo a lo programado en octubre de 1984, dándole a U2 su segundo disco número 1 en el Reino Unido impulsado por singles como “The Unforgettable Fire” y “Pride (In The Name Of Love)”, un emotivo relato acerca del asesinato del líder de los derechos humanos norteamericano Martin Luther King, y cómo su espíritu y creencias perduraron vivos después de su muerte.

Fuente: TheSun.ie

U2 La Historia - Parte 1: Cómo todo comenzó para el grupo de rock con inocencia y sin experiencia

1976-1980: EL COMIENZO

La historia de U2 comenzó en septiembre de 1976, cuando Larry Mullen publicó un aviso en la pizarra de avisos del Mount Temple High School para personas interesadas en formar una banda de rock.

Nacido el 31 de octubre de 1961, el joven dublinés empezó a tocar la batería a la edad de 9 años, pero a pesar de una temporada en The Artane Boys Band deseaba ir más lejos.

Su padre sugirió que formar una banda podría ser el paso siguiente.

Unos días después de poner el anuncio en la escuela, contestó con el número de su puerta en el 60 de Rosemount Avenue, Artane, para recibir a los músicos afines.



El joven Larry disfrutó de una educación de clase media en Artane


El primero en entrar fue Adam Clayton. Nacido en Chinnor, Oxfordshire, el 13 de marzo de 1960, hijo de un piloto de la Real Fuerza Aérea Británica, el bajista de U2 se mudó a Dublín a la edad de 5 años cuando su padre aceptó un trabajo en Aer Lingus.



Bono en sus primeros días en Mount Temple School


Educado en varios internados caros, saboteó su escolaridad con una campaña de disidencia e interrupción que terminó en 1975 cuando sus padres lo enrolaron en la liberal escuela Mount Temple.

Donde, permanentemente encuerado en sus ropas hippies, se interesó en la música, comprándose un bajo.

Al lado de Adam se puso el guitarrista Dave Evans, acompañado con su hermano Dik. Nacido como David Evans en Barking, Londres del Este, en 1961, The Edge se mudó a Dublín al año de vida y creció como un chico aislado, incluso solitario.

Originalmente intentó ir a la universidad y convertirse en un doctor o ingeniero, pero todo eso terminó cuando eligió una guitarra y fue bautizado como The Edge a causa de su mente filosa, y al estilo de tocar la guitarra que se convertiría en el as bajo la manga de U2.



U2 en días escolares en Mount Temple


Por cerca de 15 minutos Larry pensó que podría ser el líder de la banda, entonces un tipo llamado “Bono” ingresó, tomó un micrófono, y se proclamó como el cantante.

Nacido como Paul Hewson en Glasvenin, Dublín, el 10 de mayo de 1960.

Hijo de un matrimonio mixto, su madre murió cuando él tenía 14 años, una pérdida que envió al joven Bono a un torbellino de furia y desesperanza.

Había aparecido en la audición de aquel día después de ser persuadido por un amigo, Reggie Manuel, que le dijo: “Tienes que presentarte para esto Paul, porque siempre lo has tenido dentro tuyo.”

Larry dijo después: “Desde el día uno estuvimos todos bastante establecidos en dichas funciones. Incluso en la escuela, Bono fue más o menos ese personaje.”

“Siempre fue un líder, quiso estar al frente mientras que Dave siempre fue el científico.”

A pesar que el grupo no podía tocar muy bien, se declararon como una banda y tomaron el nombre de Feedbak, que más tarde cambió a The Hype.



Bono fue siempre el líder en el grupo


The Edge recuerda: “Por alrededor de un año y medio nunca llegamos al final de una canción.”

“Llevábamos alrededor de un minuto y medio dentro, y luego el puro esfuerzo de seguir era demasiado y parábamos.”

“Es por eso que comenzamos a escribir canciones porque no podríamos tocar lo de otras personas.”

En el otoño de 1977, la banda tocó su primer concierto en el gimnasio de la escuela en un escenario hecho de tablones.

Después de la actuación, Dik Evans dejó la banda para unirse a los Virgin Prunes, citando una diferencia de opiniones en la manera en que la banda se dirigía entre él y los miembros.



Bono en 1979


Dijo: “Se volvieron muy intensos y yo no lo estaba, había casi una diferencia de generación del tamaño de un golfo entre nosotros. Simplemente no encajaba, en la actitud más que nada.”

En el mismo año, la banda había cambiado su nombre nuevamente, esta vez a U2, un nombre sugerido por Steve Averill, el cantante líder de The Radiators From Space que más tarde les diseñó las tapas de los discos.



Larry Mullen en 1979


Bono comentó sobre la decisión del nombre: “Nos llamamos U2 para salirnos de la categoría de los Sex Pistols, los Clash, de incluso Led Zeppelin, así la gente escucharía el nombre y diría, ‘¿Qué clase de banda serán entonces?’”

Este inusual nombre, también, ofreció a la banda una brillante herramienta de marketing para promoverse.

Recuperados de la partida de Dik, la banda reducida triunfó a principios de 1978 cuando ganaron el concurso de talentos The Harp-Lager en Limerick.



The Edge en los primeros días de U2


Esto fue un shock para la incipiente banda, tal como Adam lo explicó: “Creo que al final del día, es porque hay un espíritu en la banda que impresiona.”

A pesar del éxito inicial, permanecía un problema. La banda necesitaba un manager.

A pesar que Adam se destacó en sus esfuerzos iniciales en establecer contactos musicales dentro de la industria, como así también, de concretar fechas para conciertos, U2 necesitaba de alguien con más experiencia que los llevara a la cima.

Bill Graham, un periodista trabajando para la revista Hot Press le sugirió a Paul McGuinness.



Adam Clayton tocando en McGonagles en 1979


El ex productor cinematográfico que luego sería conocido como el quinto U2, puso por primera vez sus ojos en sus protegidos el 25 de mayo de 1978, en el Project Arts Centre de Dublín.

Cuando siguió al grupo al pub de al lado, se encontró con que U2 compartía su ambición de conquistar y fue contratado como manager.

El primer desafío de U2 y Paul McGuinness fue un lugar como soporte de The Stranglers en The Top Hat Ballroom en Dun Laoghaire, y la grabación de un demo con Barry Devlin de Horslips.

No mucho después, un contrato fue negociado con le rama irlandesa de CBS que los contrató para un single a cambio de los derechos del material de U2 por los próximos cinco años.

El primero EP single de U2, U2-3, fue lanzado a finales de diciembre volviéndose un éxito en los charts irlandeses.

Como un resultado de una estrategia de McGuinness de racionar los conciertos de U2 para apariciones especiales, la banda actuó en un concierto especial para exhibirse ante hombres de A&R en The Baggot Inn el 21 de agosto de 1979.

Sin embargo, ninguno estuvo interesado y para peor, una propuesta de contrato discográfico por £3000, que había financiado una gira por el Reino Unido, también se redujo.



U2 tuvo un comienzo humilde con solo 9 personas asistiendo a un concierto en un pub del Reino Unido


Afortunadamente, familiares y amigos aportaron el efectivo para cruzar el mar.

Pero la reacción en Londres no fue nada del otro mundo, en algunos casos, U2 tuvo que contentarse con pequeños públicos, siendo uno de ellos, con nueve asistentes que pagaron su entrada, el del pub Hope And Anchor en Islington.

De regreso a casa un segundo single, “Another Day”, nuevamente alcanzó la cima en los charts irlandeses, pero sin un contrato de grabación internacional U2 ingresaba a 1980 con la moral baja.

Sin embargo, no todo fueron malas noticias, ya que U2 aun así ganó en las principales categorías de la encuesta de lectores de Hot Press, y pronto el grupo firmaría un contrato discográfico internacional con Island Records por un valor de £100000, que se dividiría entre grabar y salir de gira.

Fuente: TheSun.ie

Más Propaganda: La historia interna del ZooTV Tour

“Toco un poco de guitarra, la mayoría de los acordes…” Es 1992, la edición Nº 16 de Propaganda y Edge ha estado dando el discurso mientras los The Yardbirds eran inducidos al Salón de la Fama del Rock & Roll. También, en este nueva (vieja) edición de Propaganda que nos ofrece digitalizado U2.com, podrás encontrar un contenido épico del ZooTV Tour (“Desestabilización de video,” dice Bono. “Deconstrucción de video debería ser el término artístico.”) Y una entrevista con Brian Eno. “Ellos realmente son un grupo, el único grupo real que alguna vez he conocido. Se entienden de manera muy intuitiva y hay una gran lealtad, quizá por eso ninguno de ellos hubiera sido un músico sin los otros.”


Propaganda – ZOO TV - La Historia Interna
Publicada originalmente en el año 1992


¿Bono, cuándo saldrá Songs Of Experience? "Solo Dios y Edge lo saben..."

Bono, en un movimiento impropio del mismo Bono, no tomó compromiso acerca del nuevo disco de U2 y de los planes de gira en la entrevista con Charlie Rose de PBS de esta semana. La conversación tuvo lugar el lunes en la ciudad de New York y fue transmitida el martes a la noche en las estaciones PBS de Estados Unidos. Mientras que gran parte de la conversación no tuvo relación musical alguna, hubo un par de segmentos donde Rose le preguntó acerca de los planes musicales de la banda:

Rose: Hablemos de Songs Of Experience. ¿Cuántas canciones has escrito?
Bono: Tenemos 16 canciones en la olla. Tenemos que cocinarlas para reducirlas de 10 a 12. Preferimos que sean 10, pero probablemente serán 12.

Y más tarde en la entrevista…

Rose: Un par de puntos del negocio, ¿Cuándo saldrá el disco? Songs Of Experience.
Bono: Solo Dios y Edge lo saben. [Risas]

Rose: Pero habrá gira.
Bono: ¡Él es un perfeccionista!

Rose: Lo se, pero habrá gira en 2017, ¿no es cierto?
Bono: Sí. Eh… sí. ¡Sí, Charlie, la habrá!

Bono también le contó a Rose que él “escribió canciones muy personales. Para personas, mis hijos, nuestros hijos, para amigos, para Ali, para nuestro público.” Dijo que también compuso algunas canciones sobre él mismo, aunque no se dio cuenta al principio que estaba siendo el sujeto de sus letras. También habló brevemente acerca de una canción nueva titulada “The Little Things That Give You Away” (una canción que mencionó primeramente hace un año en la revista británica Q), y dijo que ese es un nuevo título para la canción que antes se llamaba “The Morning After Innocence”.

La entrevista completa puede ser vista en el sitio CharlieRose.com

Fuente: @U2.com

U2 alcanza los 40: La nota “baterista busca músicos” que comenzó todo

Las audiciones para la “Larry Mullen Band” se realizaron el 25 de septiembre de 1976, en la cocina del baterista.

“Baterista busca músicos para formar banda.” Esta fue la nota manuscrita que un Larry Mullen de 14 años puso en la cartelera de noticias del Mount Temple School en Dublín, justo después del largo y caluroso verano de 1976.

Las audiciones para la “Larry Mullen Band” se llevaron a cabo el sábado 25 de septiembre de 1976, en la cocina de los padres de Larry en Artane. El primero en arribar por David Evans (The Edge) que, realmente, no decía mucho.

Adam Clayton se pavoneaba en un saco afgano de mucho uso, que de inmediato se nombró no solo el manager de Larry Mullen Band sino que también el bajista. Paul Hewson (Bono) fue el último. Una bola inquieta y llena de energía, estaba audicionando para ser el guitarrista de la banda, pero cuando se supo que no podría tocar la guitarra, Larry sugirió que en su lugar probara en la voz.

Llamado The Hype, luego Feedback, y entonces U2, la banda ganó su primer premio 18 meses después de ese primer ensayo. En marzo de 1978 ganaron un concurso de talentos en Limerick: el premio era £500. “Esperamos ser capaces de comprar una camioneta,” le dijo Bono al diario Evening Press.

Compraron una camioneta, se hicieron con un manager real, Paul McGuinness, y tocaron en cualquier lugar que los recibiera. En 1980 firmaron un contrato de grabación con Island Records.

El disco debut de U2, Boy de 1980, mostró un prometedor y abundante potencial, pero el “dificultoso segundo disco”, October de 1981, fue mal recibido. Se tomaron medidas para desligar a la banda de su contrato.

Para sumar incertidumbre, tres miembros de U2 (Bono, Edge y Larry) eran miembros de un grupo evangélico cristiano en Dublín y se les había pedido decidir entre su fe y su estilo de vida de rock & roll. Eligieron el rock & roll.

El disco siguiente, War de 1983, desbancó a Thriller de Michael Jackson de su permanencia al tope de los charts de discos del Reino Unido.

Dos Croke Park separados por 22 años (Julio 1987-Julio 2009)

Una memorable aparición en el Live Aid en julio de 1985 y seis meses en los Estados Unidos los ayudó a llegar a su condición de “banda más grande de rock del mundo.”

En 1987, The Joshua Tree se volvió un éxito alcanzando los Nº 1 en más de 20 países.

En este momento, el uso del sombrero Stenton, los cigarros, y los enormes recintos donde tocar distaban mucho de sus raíces de la “New Wave”, y de la pasión que mostraban al tocar en los primeros shows en McGonagles y The Dandelion Market.

En la víspera de año nuevo de 1989, después de una década de haberlos visto de tocar en un salón encima del pub Coventry a llenar el Madison Square Garden, Bono anunció desde el escenario del Point Depot de Dublín que U2 estaba “yéndose para soñarlo todo de nuevo.”

Tomaron el último vuelo de la historia a Berlín Oriental en 1990 y se fueron a los estudios Hansa con la intención de “hachar al ‘Árbol de Joshua’.”

Cuando emergieron con Achtung Baby en 1991, habían encontrado nuevos juguetes musicales con los que tocar, y pantalones de cuero y anteojos, así como también, ironía.

El ZooTV Tour de 1992-1994, un circo musical itinerante con sobrecarga multimediática y sensorial, reescribió las reglas de cómo la música en vivo debía ser presentada. Siguieron con el igualmente ambicioso PopMart Tour a finales de los 90.

En el nuevo milenio, cambiaron de marcha nuevamente y se despojaron de la parafernalia tanto en sus discos como en las actuaciones en vivo.

Para el 360º Tour de 2009-2011, volvieron a cambiar construyendo una enorme estructura llamada “La Garra”, un escenario con una configuración que permitía a la audiencia rodear al escenario principal. Con 7.2 millones de tickets vendidos, esta gira se volvió en la gira de conciertos musicales de mayor recaudación de todos los tiempos.

En sus 50, los U2 viajaron de regreso a sus años adolescentes en Dublín para su último disco, Songs Of Innocence de 2014, y lo harán nuevamente con el próximo disco compañero que será lanzado, Songs Of Experience.



Su última gira, iNNOCENCE + eXPERIENCE Tour, les valió algunas de las mejores criticas de toda su carrera. Estarán nuevamente volviedo a la ruta el próximo año para su 14ta excursión mundial.

Desde el primer ensayo, 40 años atrás, en la cocina de Larry Mullen, han pasado a convertirse, con 175 millones de disco vendidos y más premios Grammy (22) que cualquier otra banda, en una de las bandas más exitosas de la historia.

Fuente: IrishTimes.com

Daniel Lanois: Mi vida en 15 canciones

El compositor y productor habla acerca de hacer grabaciones con U2, Peter Gabriel, Bob Dylan, Brian Eno y más.

En una rueda de identificación, algunos pocos reconocerían su rostro, pero las inconfundibles huellas de Daniel Lanois están a lo largo de toda una ala del Salón de la Fama del Rock & Roll. Diseñó el sonido característico de las más grandes grabaciones de U2 y Peter Gabriel y le dio nueva vida a artistas como Bob Dylan, los Neville Brothers, Emmylou Harris y Willie Nelson. Reconoces su sonido cuando lo escuchas: una borrosa amplitud de ecos que pueden sentirse tanto masivos como íntimos, con paisajes surcados por líneas de ritmo.

Su nuevo disco solista, Goodbye To Language, podría ser llamado “ambiente” porque no hay voces ni baterías, pero aun así hay mucho sucediendo. “No estoy interesado en la música de fondo,” dice. “Es más acerca del alma y dibujar una emoción al oyente.” Basado en su pedal Steel guitar y en la lap steel de Rocco Deluca, la grabación es un collage profundo de cada estado de ánimo que es manipulado o procesado desde que se juntaron por primera vez con Brian Eno. El productor y compopsitor hace una retrospectiva a 15 canciones que dieron forma a su carrera.


  • U2, "I Still Haven't Found What I'm Looking For" (1987)

Después que terminamos The Unforgettable Fire, le dije a Edge, “creo que tenemos algo más para decir, si quieres mantener mi nombre en el sombrero, llámame.” U2 siempre deja un gran espacio para la experimentación, para sesionar y para descubrir canciones nuevas que aun no han desarrollado. Teníamos una canción provisional titulada “Weather Girls” que tenía una gran pista de batería con ese gran floor tom de Larry. Así que yo era el encargado de ese ritmo de batería y sugerí que lo probemos en otra canción. Edge tenía su parte acústica y fijamos eso encima de la batería. En realidad, fue Edge el que vino con la línea “I still haven’t found what I’m looking for” y Bono completó la canción desde ahí. Y luego solo usamos el talento de la casa para los coros: Eno, Edge y yo mismo. Acabamos apilando nuestras voces un montón de veces hasta sonar como un coro.



  • U2, "One" (1991)

Bono me llamó y dijo, “Esta vez nos gustaría hacer una grabación de rock & roll europeo.” Así que fue su idea ir a Berlín y usar los estudios Hansa donde Eno había trabajado con Bowie. Es un gran estudio con una sala de orquesta hermosamente adornada. El único problema es que la sala de control se encuentra debajo de la sala así que toda la comunicación sucede por cámaras.
En ese disco, nos dedicamos mucho a la experimentación sónica… y tratamos de encontrar algunos sonidos frescos. Siempre nos aseguramos de tener sonidos distintivos. Nos lanzamos alrededor de varias secuencias de acordes y al final tomé el lado de Edge y trabajamos una manera de usar todas las secuencias de acordes, lo que nos dio la oportunidad de tener más de una oscilación dinámica de la canción. Creo que Bono había pasado por algo emocional en su vida, quizá algo con su padre, y quisimos escribir una canción acerca de la entrega y finalmente, hacer frente a un problema con alguien. Al menos esa es la forma en que lo leí.
Tuvimos el tema hecho en Berlín y luego volvimos a Dublín para el momento de sobregrabación vocal, estábamos solo Bono y yo en el estudio y él dijo, “¿Dan por qué no tocas una pequeña parte de guitarra para tratar de motivarme,” y así sobregrabé una parte que terminó siendo la línea final, esta pequeña parte ascendente en su Green Gretsch y eso proporcionó a Bono cierto estímulo. Creo que Edge está haciendo un muy buen trabajo copiando mis partes en vivo. [Risas]